Aprende cómo comer sano. Revisa las noticias, artículos de interés, y explora nuestros productos

+34 697 50 68 54 | info@algoparalasalud.es

¿Cómo corregir la deficiencia de hierro de manera natural?

El hierro es un elemento imprescindible para el buen funcionamiento del organismo humano. Su déficit puede llevar a muchas enfermedades graves. Dependiendo de la edad y del sexo, varía la dosis necesaria que debemos consumir junto con nuestros alimentos.

Síntomas de la deficiencia de hierro

Una concentración baja de hemoglobina en la sangre, conocida como anemia, puede presentar distintos síntomas: empezando por el cansancio y la falta de apetito, y terminando en la depresión. La caída del pelo, el mal estado de las uñas, herpes, resfríados, dolores de cabeza, estreñimiento, sueño, irritabilidad y mucho cansancio – son otras de las señales que pueden indicar la deficiencia de hierro.

Síntomas de la deficiencia de hierro

Tomar suplementos de hierro es primordial para las personas que estén adelgazando o apliquen alguna dieta especial: por ejemplo la vegetariana o con muchos lácteos; también las mujeres con un periodo abundante y las personas que no absorben bien ese nutriente. La mala alimentación, demasiadas cantidades de azúcar blanco y sal, y la escasa actividad física contribuyen en los bajos niveles de hierro.

¿Cómo corregir la deficiencia de hierro de manera natural?

La mejor solución a la deficiencia de hierro es aumentar el consumo de productos ricos en ese nutriente. ¿Cuál elegir? ¿Cuáles son los alimentos con más hierro? ¿Qué es lo que hay que evitar?

Las mejores fuentes de ese nutriente, cuyo déficit lleva a padecer anemia, son:

  • jugo de ortiga
  • perejil
  • remolacha
  • pipas de calabaza y de girasol
  • pan integral
  • legumbres (alubias, garbanzos, lentejas)
  • mijo
  • frutos secos: pasas, ciruelas pasas, nueces
  • especias: trigonella, salvia, comino, cúrcuma, anís
hierro en que alimentos se encuentra

 

Por supuesto, podemos encontrar muchas cantidades de hierro en las carnes rojas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el hierro procedente de las plantas es de fácil absorción. Hay otra magnífica fuente de hierro: las algas (espirulina o chlorella).

Cambiando la dieta a una más rica en hierro, hay que tener en cuenta que el organismo absorbe este nutriente mucho mejor si va acompañado por la vitamina C. Si comes pescado, huevos, marisco o vinagre de manzana – todos ricos en hierro – añade a tu menú algo de cítricos, grosellas o fresas.

¡ATENCIÓN! La absorción de hierro se ve dificultada por algunas bebidas – café, té y lácteos. ¡Recuérdalo cuando notes alguna deficiencia y decidas cambiar tu dieta!

Author Info

admin

Comment ( 1 )

  • Pingback:Pipas de calabaza – el tentempié perfecto

Escribe una opinión