Aprende cómo comer sano. Revisa las noticias, artículos de interés, y explora nuestros productos

+34 697 50 68 54 | info@algoparalasalud.es

Pipas de calabaza – el tentempié perfecto

Las pipas de calabaza son un tentempié que cada vez va ganando más popularidad. Contienen ácidos grasos esenciales cuyo papel es muy importante para nuestro organismo: tranportan enzimas en el cuerpo.

Las pipas de calabaza contienen también vitaminas y minerales: vitamina E, B1, B2, B6, A, C y D.

La vitamina E ayuda a proteger las células del estrés oxidativo.

La vitamina B1 apoya el funcionamiento del corazón, mantiene el buen metabolismo energético y las funciones psicológicas.

La vitamina B2 influye en los niveles de energía, reduce la fatiga y el cansancio. Mejor la vista y mantiene sanos los glóbulos rojos.

La vitamina B6 ayuda a sintetizar los aminoácidos y regula las funciones del organismo.

La vitamina A tiene un papel muy importante en los procesos celulares. Ayuda a mantener la piel joven, mejora la vista e infuye en los niveles de hierro.

La vitamina C ayuda a metabolizar el hierro, influye en el sistema nervioso e inmunológico. Es muy importante para las funciones psicológicas.

La vitamina D mantiene la salud de los huesos, participa en el trabajo de las células y garantiza el buen funcionamiento del sistema inmunológico y el desarrollo muscular.

pipas_de_girasol_1

¿No sabes cómo aprovechar las pipas de calabaza?

Pan de trigo sarraceno y arroz con semillas de chía y pipas de calabaza

Ingredientes:

– 250g de harina de trigo sarraceno

– 150g de harina de arroz

– 100g de maizena

– 7g de levadura en polvo

– 1 cucharada de azúcar

– 2 cucharadas de semillas de chía

– ½ vaso de pipas de calabaza

– aceite

– sal

Mezclamos todas las harinas, la maizena, la levadura, el azúcar, las semillas de chía, las pipas de calabaza y una cucharadita de sal. Progresivamente, vamos añadiendo 500 – 600 ml de agua templada y removemos hasta que todos los ingredientes se junten. Tapamos con un trapo húmedo y dejamos en un lugar cálido durante 30 minutos (la masa tiene que duplicar su tamaño). Forramos el molde con papel vegetal y engrasamos ligeramente con aceite. Horneamos durante 50-60 minutos en el horno precalentado a 200 grados.

¡Buen provecho!

Las pipas de calabaza se pueden consumir solas, como un saludable tentempié, o añadidas a sopas, ensaladas, pastas o en repostería. Desde siempre, las pipas de calabaza se utilizan para desparasitar el organismo.

Author Info

admin

Escribe una opinión